14 sept. 2016

Tarta de vainilla con mascarpone y arándanos

Os dejo la receta de la tarta que preparé para mi cumpleaños. Este año ha tocado cambio de década. 




Parece mentira como pasa el tiempo, sin darme cuenta ya he entrado en los 'treinta'. De momento no está siendo ningún drama, ya veremos cuando llegue a los 40. 

Para mi tarta quería algo fresquito y que no necesitase ni mucho horno ni mucho tiempo en la cocina ya que con estos calores es inaguantable.


Así que me decanté por un bizcocho de vainilla con un swiss merengue buttercream de vainilla también relleno de mascarpone con arándanos. Par la decoración quería algo sencillo pero vistoso así que opté por un degradado del swiss merengue buttercream en tres tonos de lila. 


Ingredientes 
Para el bizcocho

200gr de azúcar
200gr de mantequilla
200gr de harina
4 huevos
2 cucharaditas de levadura en polvo
1 cucharadita de pasta de vainilla  
Para el relleno  
500gr de mascarpone
300gr de arándanos 
 
Para el almíbar 
150 gr de azúcar
70ml de agua  
Para el swiss meringue buttercream de vainilla 
4 claras
200gr de azúcar
340gr. de mantequilla
3 cucharadas de pasta de vainilla
colorante lila  
Para decorar 
Sprinkles de colores 
Preparación 
Empezamos preparando el bizcocho. Para ello precalentamos el horno a 180º y engrasamos los moldes con spray desmoldeante. 
En la batidora ponemos la mantequilla y el azúcar y batimos hasta que la masa quede blanquecina. Le agregamos los huevos uno a uno y batimos bien. Le echamos la pasta de vainilla. 
Por último le incorporamos la harina y la levadura tamizadas y mezclamos con cuidado. 
Repartimos la masa en los moldes, yo usé tres, y horneamos durante 25 minutos o hasta que esté cocido comprobando con un palillo y que éste salga limpio. 
Los dejamos enfríar en una rejilla. 
Mientras preparamos el almíbar para que se vaya enfriando. En un cazo ponemos el agua y el azúcar y dejamos hervir. Una vez hervido reservamos para montar la tarta. 
Una vez tengamos el bizcocho y el almíbar fríos pasamos a preparar el swiss merengue buttercream. 
En un cazo ponemos las claras y el azúcar y lo calentamos hasta 60º. Lo pasamos al bol de nuestra batidora y batimos para formar el merengue. Tendremos la mantequilla cortada a dados a temperatura ambiente para agregarla poco a poco cuando el merengue esté listo y frío. Si vemos que la mezcla se nos corta seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla suave. Al final le agregamos la pasta de vainilla. 
Una vez listo el swiss merengue buttercream pasamos a montar la tarta. 
Ponemos una capa de bizcocho y empapamos con el almíbar, con el swiss merengue buttercream haremos un círculo en la parte exterior del bizcocho para que no se salga el relleno. 
En un bol batimos un poco el mascarpone para que nos sea mas fácil repartirlo.   
Rellenamos con el mascarpone y le incorporamos la mitad de los arándanos bien repartidos entre el mascarpone.  
Ponemos otra capa de bizcocho y repetimos la operación. Ponemos la última capa de bizcocho, empapamos con el almíbar y cubrimos toda la tarta con una capa fina de swiss merengue buttercream.   
La dejamos enfriar en nevera unos 15 minutos mientras preparamos del swiss merengue buttercream para hacer el degradado.  
Del swiss meringue buttercream que nos ha quedado lo repartir en tres boles e iremos tiñendo de tres tonos de lila. 
Una vez tengamos las tonalidades deseadas lo colocamos en tres mangas pasteleras con boquillas redondas. 
Sacamos la tarta de la nevera y medimos el alto y lo dividimos en tres, haremos unas pequeñas marcas para guiarnos. 
Con ayuda de la manga pastelera cubrimos la tarta, empezando por el más oscuro abajo, seguido el medio y el más clarito arriba y para la parte superior. 
Una vez esté toda cubierta con una espátula alisamos la tarta consiguiendo que se fusionen los colores y se vea un degradado. 
Ya tenemos lista la tarta. Podemos agregarle unos sprinkles de colores en la parte superior.


Espero que os haya gustado la receta. Estad atentos porque pronto tendré una sorpresa ya que queda muy poquito para el tercer cumpleaños del blog.

¡Nos vemos en la próxima!




1 comentario:

  1. Irene es una tarta preciosa y seguro que estaba riquísima. Por cierto, los treinta son fantásticos ¡ya lo verás!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Blogging tips
Blogging tips