13 ene. 2014

Cheesecake

Ya han pasado las fiestas y todo vuelve a la normalidad.

Hemos dejado atrás un año que para mi ha sido muy especial por el nacimiento de mi primer hijo y por la creación de La magdalena rosa. Compaginar las dos cosas a veces es un poco complicado pero ver como va creciendo tu hijo y como te observa cuando me lo llevo a la cocina a preparar postres es muy gratificante. Espero que dentro de poco me ayude a preparar masas y poder hacer repostería juntos.


Así que uno de mis propósitos para este año es poder compartir mi afición a la repostería con mi peque.

Para este año que empezamos tengo en mente muchas cosas que me gustaría poder hacer, a ver si poco a poco sacando más horas a los días puedo realizarlas.

Una de ellas es aprender a usar mejor mi cámara réflex que han dejado caer los Reyes, para esta receta ya la he usado y las diferencias con la compacta que usaba hasta ahora son notables y espero mejorar cada día.

La primera receta que os dejo es de cheesecake. En casa somos aficionados a los quesos así que cada dos por tres hago tarta de queso pero esta vez quería probar con una receta más al estilo New York Cheesecake pero cambiando una parte del queso philadelphia por mascarpone y el resultado es buenisimo.
 

Ingredientes (para una tarta de unos 18cm)

Para la base
180 gr de galletas tipo maría
50gr de mantequilla

Para el relleno
500 gr de queso mascarpone
300 gr de queso Philadelphia
150 gr de azúcar
2 cucharadas de harina
4 huevos medianos
70 ml de nata para montar
1 cucharadita de extracto de vainilla


Precalentamos el horno a 180º y preparamos el molde con un poco de espray desmoldeante.

Fundimos la mantequilla y la mezclamos con las galletas trituradas. Ponemos la mezcla al fondo del molde y dejamos enfriar en la nevera.

Batimos los quesos con el azúcar y le añadimos la harina hasta que este bien mezclado. Añadimos los huevos poco a poco y luego la nata y la vainilla.

Cuando este bien mezclado rellenamos el molde y lo ponemos en el horno durante 15 minutos. pasado este tiempo bajamos la temperatura a 120º y dejamos cocer una hora o hasta que este cuajado con el centro un poco húmedo.

Una vez fuera del horno pasamos un cuchillo por el borde para que no se agriete. La dejamos enfriar en nevera durante al menos 6 horas y luego le quitamos el molde.

Yo la decoré con mermelada de fresas y fresas naturales, que aunque no están de temporada estaban buenas; pero hay muchas frutas que quedan muy bien.
 

Espero que tengáis una buena entrada de año y muchos propósitos a conseguir!

1 comentario:

  1. Que pintaaa! A ver si me da tiempo de hacerla mañana :)

    ResponderEliminar

Blogging tips
Blogging tips